Menú Cerrar

Donación de cabello

Mantener el ánimo hasta arriba incide de forma directa en la recuperación de los pacientes que luchan contra el cáncer. Debido a que uno de los efectos secundarios de la quimioterapia y la radiación es la pérdida del cabello, existen organizaciones especializadas en donar pelucas tanto para niñas como para mujeres que se enfrentan al cáncer.

Nuestra organización trabaja en conjunto con otras fundaciones que se especializan en la recolección de cabello para elaborar pelucas oncológicas que son donadas a valientes guerreras.

Donar tu cabello es uno de los actos más emotivos y sensibles en esta lucha.

¿Qué se necesita para donar cabello?

Seguir estos 4 pasos:

1. Cuídalo bien

- Para donar el cabello debes procurar tenerlo bien cuidado, procurando alejarlo de las herramientas de calor y utilizando un aceite todos los días en las puntas. Esto ayudará a que entregues un cabello en óptimas condiciones.

2. Déjalo crecer

- Para poder donarlo, mínimo necesitas tener 30 centímetros de largo (tomando en cuenta desde la capa más corta).

- Si puedes déjalo más largo, por lo menos cinco centímetros se usan para tejer la peluca y, una vez que queda lista, todavía hace falta darle un corte para que tenga buena forma.

3. No lo pintes

- Tener el cabello pintado no te impide donarlo, porque los fabricantes de las pelucas oncológicas lo pueden procesar y dejarle un tono uniforme.

- Sin embargo, el pelo teñido tiende a ser menos saludable.

- Por lo anterior, si tienes el cabello pintado espera a que regrese a su tono natural o, en todo caso, cuídalo especialmente bien para que esté lo mejor posible.

4. Dónalo

- ¡Contáctanos para decirte cómo!